Hoy oramos por:


Hoy oramos:

Dando GRACIAS a DIOS.

Por lo bueno que es Él y su máxima muestra de Amor a través de la Salvación que nos da en Su Hijo, porque nos da la oportunidad de conocerlo a través de la Fe y por la gloriosa Esperanza que tenemos de su próxima y gloriosa venida.

03 enero 2012

Propósitos

¡Bienvenido al año 2012!

Han pasado ya las fiestas decembrinas y estamos iniciando un nuevo año. ¡Qué rápido pasa el tiempo! Como es costumbre, estoy segura que también tú estarás pensando en los buenos propósitos que piensas llevar a cabo este año, y sin temor a equivocarme creo que estarás pensando en comenzar con esa dieta que has tratado de hacer muchas veces y que después de tanta comida durante estos días ves que la necesitas o seguramente ya has pagado la inscripción y la primera mensualidad para el gimnasio, para al menos forzarte a no faltar ese mes ya pagado, ¿o no?

Es que cuando iniciamos un año lo visualizamos como una página en blanco en la cual queremos escribir una mejor historia, queremos hacer cambios en nuestra vida y queremos realizar aquello que no hiciemos en los años enteriores. Todo esto es válido aunque es una realidad que cada año son pocas las personas que logran permanecer firmes en sus propósitos y que logran aquello que se fijaron al inicio del año.


Según las estadísticas la primera semana el 75% de las personas cumplen sus propósitos, el 25% ya no lo cumplió. La segunda semana el 71%, para febrero bajó al 64%, seis meses después únicamente el 46% los ha podido cumplir.

¿Cuáles son tus propósitos para el año 2012?
¿Realmente te has puesto a pensar en esto?

He escuchado a personas que dicen que su deseo para este año es la paz mundial, ¿pero realmente ese es TU propósito? ¿qué estás dispuesto a hacer para llevarlo a cabo?

Te invito a hacer el siguiente ejercicio:

  1. Haz una lista de 5 cosas que realmente quieres conseguir hacer este año. Sólo 5. Sé claro y sobre todo realista.
  2. Describe estas 5 cosas en forma de objetivos medibles. Por ejemplo, si has puesto que quieres pasar más tiempo con tu familia debes escribir cuántas horas al día vas a dedicar a estar con ellos. ¿una? ¿dos?
  3. Ahora escribe para cada objetivo la manera en que lo vas a realizar, es decir, tu estrategia. Basándonos en el ejemplo anterior podrías decir que vas a llegar una hora más temprano a casa y que vas a desconectar tu teléfono móvil o tu computadora en determinadas horas del día.
  4. Evalúa tu progreso por periodos cortos de tiempo. Por semana, por mes.
  5. Escribe tu plan “B”. Es muy posible que un día o dos o tres días no pudiste cumplir con tu objetivo y entonces pienses en dejar ese propósito por frustración, ese es el peor error. Por eso debes redefinir tu estrategia sin dejar de vista tu objetivo. Por ejemplo, tal vez un día no pudiste llegar temprano del trabajo pero el día siguiente puedes ir al colegio por tus hijos y comer con tu familia, o el fin de semana dedicarlo a ellos.
  6. Felicítate y celebra cada objetivo realizado y sigue adelante.

Sinceramente espero que estos sencillos pasos te sirvan para alcanzar esos objetivos que tantas veces has intentado realizar.

Pero todavía te voy a proponer otro desafío:
¿Cuáles son tus prioridades en este año?

Esto es muy importante cuando hablamos de propósitos, porque si un propósito no está basado en una prioridad es muy probable que no lo alcancemos.

Por eso debes identificar claramente tus prioridades antes de fijarte un objetivo.

En mi familia, por ejemplo, hemos definido claramente nuestras prioridades:

  1. Dios
  2. Nuestra familia (cónyuge e hijos)
  3. Nosotros como individuos (nuestra salud física, mental, espiritual y emocional)
  4. La Iglesia como una oportunidad de servicio a los demás

Es por eso que nuestros objetivos basados en nuestras prioridades se traducen en motivos para ser mejores.

Cuando cualquier plan, objetivo o propósito es dirigido por Dios estamos seguros que será para el beneficio de cada uno de nosotros como individuos y por consiguiente de nuestra familia y de quienes nos rodean.

Este inicio de año es una gran oportunidad para redefinir prioridades y para hacer los cambios necesarios para lograr aquello que tanto deseamos.

Te invito a hacer de Dios tu principal prioridad y verás que todo lo demás vendrá en consecuencia.

Recuerda: 
“Muchos son los planes en el corazón del hombre, Mas el consejo del SEÑOR permanecerá” 
Proverbios 19:21

¡Feliz año 2012!

No hay comentarios: