Hoy oramos por:


Hoy oramos:

Dando GRACIAS a DIOS.

Por lo bueno que es Él y su máxima muestra de Amor a través de la Salvación que nos da en Su Hijo, porque nos da la oportunidad de conocerlo a través de la Fe y por la gloriosa Esperanza que tenemos de su próxima y gloriosa venida.

30 junio 2012

Sentimientos


corbisimages.com

Correr de aquí para allá todo el día parece ser el común denominador de las personas en la actualidad. Creamos una rutina de actividades desde que despertamos hasta ya entrada la noche cuando nos vamos a descansar. El trabajo, los niños, la escuela, la casa, y tantas cosas más que nos ocupan día tras día; las tareas, el teléfono celular, la televisión, el internet, los video juegos y muchos otros distractores quitan de las mentes el interés y la necesidad de comunicación hasta entre los propios miembros de las familias. De repente parece que todo lo hacemos de manera automática y andamos de un lado a otro como si fuéramos robots programados.

Nuestro mundo cada vez se vuelve más hostil y parecen no percibirse los sentimientos y las verdaderas intensiones de las personas, se nos enseña desde pequeños a aparentar estar bien aunque no lo estemos, a reír cuando lo que queremos es llorar, a mostrarnos indiferentes ante la muerte, la pobreza y la maldad aunque en lo profundo de nosotros nos sentimos angustiados y temerosos. Parece que el mostrar y hablar sobre nuestros sentimientos se limitan sólo a un muy reducido círculo y a ocasiones especiales o peor aún a veces ni a eso.

¿Por qué es tan difícil decir: te quiero, perdóname, lo siento, te amo, me interesas, te comprendo, abrázame, tengo miedo, bésame, me siento mal, gracias, te extraño?

Como hija muchas veces doy por sentado que mis padres saben que los quiero, como esposa supongo que mi esposo sabe que lo amo y como madre creo que mis hijos saben que son muy importantes para mí. Pero, ¿cuántas veces se los he dicho? Tal vez menos veces de lo que creo.

Por el contrario qué fácil es decir: te odio, me irritas, no me importa, quítate, aléjate, no te quiero. ¿Por qué? tal vez porque al tratar de esconder nuestros verdaderos sentimientos, esos que fluyen naturalmente en el ser humano y que muchas veces confundimos como “debilidad”, los sustituimos por sentimientos completamente opuestos los cuales irónicamente muestran la verdadera debilidad de pretender ocultar lo que realmente sentimos para después sentirnos mal.

Muchas veces esto puede ser una reacción inconsciente o derivado de situaciones externas que nos afectan, el problema es cuando conscientemente evitemos mostrar y expresar nuestros sentimientos a quienes amamos.

El tiempo pasa muy rápido y la vida en un momento puede acabar, ¿por qué no tomas tiempo para reflexionar sobre tus sentimientos y decides mostrarlos?

HOY puedes hacer especial el día para alguien que te ama:

  • Dile a tus papás cuánto los amas
  • Haz esa llamada a tu hermano o hermana y dile cómo los extrañas
  • Pide perdón a ese amigo que ofendiste
  • Besa y abraza a tus hijos
  • Visita a tu abuelo o abuela y dedícales tiempo
  • Di “gracias” cuantas veces sea necesario
  • Dile a tu esposo o esposa lo importante que es para ti


Abraza, besa, y sobre todo di lo que sientes, verás que después todo será diferente y cuando vuelvas a enrolarte en la rutina de siempre, en el va y ven de las actividades diarias, detente un poco y vuelve a hacer este ejercicio. Realmente vale la pena.

“Ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”. 
1 Corintios 13:13

No hay comentarios: