Hoy oramos por:


Hoy oramos:

Dando GRACIAS a DIOS.

Por lo bueno que es Él y su máxima muestra de Amor a través de la Salvación que nos da en Su Hijo, porque nos da la oportunidad de conocerlo a través de la Fe y por la gloriosa Esperanza que tenemos de su próxima y gloriosa venida.

22 junio 2011

El Mundo necesita

"La mayor necesidad del mundo es la de hombres que no se vendan ni se compren; hombres que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas; hombres que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde; hombres cuya conciencia sea tan leal al deber como la brújula al polo; hombres que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos".
La educación, p. 57 White, Elena año 1894.

¿Qué está pasando con nuestro mundo? ¿Qué está pasando con nuestra sociedad? ¿Qué está pasando con nuestros hijos?

Hace poco, platicando con mi esposo, hablábamos sobre la madurez de los jóvenes en la actualidad, comparábamos a los jóvenes de los años 60s con los de los 90s con los actuales.

Pudimos notar lo siguiente:
  • La juventud de los años 60s eran: revolucionarios, independientes, pensadores, temerarios. Había crecido con carencias y la mayoría tuvo que trabajar desde muy chico para ayudar en su casa y poder estudiar, ésto los hizo madurar muy pronto. Además de que tuvieron que hacerse económicamente responsables de ellos mismos y hasta de sus padres en la mayoría de los casos. Eran jóvenes con ideales muy elevados y que trabajaron para alcanzarlos.
  • La juventud de los 90s: habían heredado los beneficios que ganaron sus antecesores, así que pudieron disfrutar de seguridad social y económica. La mayoría se podía dedicar sólo a estudiar sin necesidad de tener que trabajar. Hasta cierto punto fueron sobreprotegidos por sus padres y por la sociedad lo que los hizo exigentes pensando que podía obtener todo fácilmente.
  • La juventud actual: son jóvenes en su mayoría inmaduros, insensibles, atenidos y dependientes. La tecnología les ha quitado las ganas de pensar y el interés en reflexionar. Son oidores más no pensadores. Acostumbrados a la "vida express" sólo piensa en el hoy y el ahora. Los medios de comunicación tienen una influencia poderosamente grande en ellos y eso los ha vuelto una juventud pasiva, indiferente y conformista.
Algo está mal...¿Pero qué? No lo sé en realidad, no lo podría decir con estadísticas ni en base a una investigación bien documentada, pero puedo pensar en algunas respuestas:
  • Tal vez algunos de los métodos modernos de educación y disciplina no funcionan.
  • Tal vez los programas de televisión que ven la mayoría de nuestros jóvenes y niños atentan contra los principios más básicos de decoro y decencia.
  • Tal vez nuestros gobiernos no quieren que pensemos.
  • Tal vez nuestra estructura familiar y social se está desmoronando.
  • Tal vez los padres preferimos permitir que educar.
  • Tal vez nos enfocamos en los derechos y no en las obligaciones.
  • Tal vez los valores fundamentales ya ni se conocen.
  • Pero sobre todo, tal vez hemos dejado de un lado a Dios y sus principios para vivir a nuestra manera para ahora comprobar que estamos fracasando.
Tanta necesidad tiene el mundo de:
  • Niños y Jóvenes que no se vendan ni se compren
  • Niños y Jóvenes que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas
  • Niños y Jóvenes que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde
  • Niños y Jóvenes cuya conciencia sea tan leal al deber como la brújula al polo
  • Niños y Jóvenes que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos

¿Qué clase de hombres necesitará el mundo?

Los hijos que HOY tengo en casa.

No hay comentarios: