Hoy oramos por:


Hoy oramos:

Dando GRACIAS a DIOS.

Por lo bueno que es Él y su máxima muestra de Amor a través de la Salvación que nos da en Su Hijo, porque nos da la oportunidad de conocerlo a través de la Fe y por la gloriosa Esperanza que tenemos de su próxima y gloriosa venida.

02 junio 2011

Palabras Mágicas

Hoy recordé una cancioncita que cantaban mis hijos de pequeños: "POR FAVOR y GRACIAS palabras de poder, úsalas de día y de noche también, pues al usarlas te harán sentir bien".

Eran las palabras mágicas que hacían que ocurrieran cosas maravillosas. ¡Y sí que lo son!

Toma un momento hoy y al realizar tus actividades diarias pon atención en cuántas veces escuchas por lo menos un por favor o un gracias. ¡Estoy segura que te vas a llevar una sorpresa! muy pocas personas en la actualidad usan éstas palabras.

Por favor
Gracias

Buenos días
Buenas tardes
Buenas noches
Con permiso
Disculpe
Salud
De nada
Pase usted
Perdón
Lo siento

Son por lo menos el repertorio de palabras de cortesía que deberíamos tener en nuestro vocabulario y son las que debemos enseñar a nuestros hijos.

Hace un tiempo mi prima menor llegó a donde estábamos platicando con mis tías, y como si nada pasó de largo, mis tías le preguntaron: ¿no sabes saludar? y ella respondió: ya no se usa.

Bueno, tal vez la moda actual es ser descortés, si así fuera prefiero ser anticuada.

Una vez al salir de una tienda, mientras pagaba en la caja, estaban el cajero y otra compañera suya platicando, ninguno de los dos volteó hacia mí, sólo el muchacho tomó los artículos, los cobró y me dijo la cantidad aún sin verme, una ancianita estaba poniendo mis cosas en las bolsas de plástico de la tienda; buenas tardes señora, me dijo, que le vaya bien y que tenga buena tarde. Yo volteé a verla y le dije: buenas tardes señora, usted también que tenga un bonito día, le dí una propina y salí con una sonrisa en el rostro.

¡Qué diferencia! Si me hubiera quedado sólo con la indiferencia y falta de cortesía de esos dos jóvenes hubiera salido molesta, pero esta ancianita con sus palabras y su sonrisa me cambiaron el ánimo y realmente tuve una buena tarde.

Me ha sorprendido que cuando empleo alguna de éstas palabras las personas reaccionan raro, cómo asustadas, no están acostumbradas, pero luego sonríen relajadas y cambian sus rostros. Realmente son Palabras Mágicas.

Sí, tal vez ya no se use saludar, agradecer, pedir las cosas por favor. Ni pensar en que alguien te abra la puerta cuando vas a pasar o llevas cosas cargando, que te dé el asiento en el camión o en una reunión, que le ceda el turno a una mujer embarazada o con un niño en brazos o a un anciano o anciana.

Pero yo todavía lo hago y quisiera que mis hijos lo hicieran también. No sé, tal vez un día lo pongamos de moda otra vez ¿no crees?

No hay comentarios: